La selección más campeona en los Mundiales Sub-20 con seis títulos, llega a la Copa del Mundo de la República de Corea 2017, buscando encontrar su mejor nivel de juego para soñar con ganar su séptimo campeonato.