Una vez más el diez de Portugal es protagonista de una jugada independiente que culmina en un fantástico golazo que pone el marcador 3-0 a favor de Portugal ante la República de Corea.