Japón busca con todo el empate ante Uruguay pero el cabezazo de Ritsu Doan que era el gol, no pudo ser por la intervención del defensa Mathias Olivera y el portero Santiago Bueno de manera milagrosa.