En un lento partido entre Inglaterra y La República de Corea, las faltas han sido su mayor protagonista. La que sufrió Ainsley Maitland-Niles pudo dejarlo fuera del mundial.