Gran jugada individual de Jeremy Eboisse que aguanta la marca y saca un zurdazo imposible de atajar para el portero Michael Woud y pone a Estados Unidos dos goles arriba ante Nueva Zelanda.