Tremendo derechazo por parte del jugador Allan Saint-Maximin, abriendo el marcador en el minuto 21.