El equipo galo demuestra ser uno de los favoritos para ganar la Copa Mundial Sub-20 de la FIFA y golea por 4-0 a Vietnam.