Brooks Lennon marca el primer gol para Estados Unidos y se pone adelante en el marcador frente a la selección de Arabia Saudí.