Muchas selecciones mayores quisieran, aunque sea por un día, haber rendido como lo hizo Estados Uniddos ante Senegal en el Mundial Sub 20.