El equipo nipón ha puesto en apuros al arquero de la vinotinto Wilker Farinez en más de una ocasión. Esta vez un cabezazo desviado de Yuto Iwasaki casi se canta gol.