Hombres que se maquillan, mujeres que se operan masivamente y hasta un museo dedicado a las.... ¡heces fecales!