Ayman Alkhulaif, el 10 de Arabia Saudí saca un potente disparo a puerta que hace que el arquero de la selección de Estados Unidos se ponga a pruebas.