Horarios

Ante la pasividad de dos defensores nipones el jugador venezolano Adalberto Penaranda arranca en soledad una jugada de ataque sobre el lateral izquierdo y saca un fuerte disparo apenas desviado.