Los hinchas argentinos y portugueses trasladan la rivalidad entre Lionel Messi y Cristiano Ronaldo al terreno de la Copa Mundial Sub-20.