La selección portuguesa no pasó del empate frente a los sudafricanos y se queda fuera de los octavos de final.