Ibrahima Niane no falló en esta ocasión y ayudó a su país a ponerse por delante.