El noruego Haland iguala el récord de goles anotados en un partido de Mundial Sub-20.