El delantero centro de Mali se metió un gol en propia puerta mientras defendia un córner