Tras un desborde, Julián Álvarez empuja el balón al fondo de la red el arco sudafricano y la Argentina pone tinte de goleada en su debut en Polonia.