Tras el pitazo final, jugadores y aficionados de Ecuador lloraron por la derrota ante Corea del Sur que los deja sin Final.