Argentina perdió un balón en el centro del campo y Cho Young-wook hizo el segundo de su equipo tras un gran contragolpe.