La selección lusa, una de las candidatas al título, no pudo superar la fase de grupos en la justa mundialista de Polonia.