Uruguay cerró el partido con un contragolpe perfecto que terminó un gran remate de Rodríguez.