Horarios

Jakub Bednarczyk acomodó la pelota de pecho y con un tremendo derechazo desde 30 metros sacó un misil que fue directo a la red.