John Kitolano comete error en la zaga noruega y le da el segundo tanto a Nueva Zelanda, definiendo el partido.