De nervios... no te pierdas la fatídica tanda de penales entre la República de Corea y Senegal.