Ucrania se corona campeona del Mundial Sub-20 tras vencer a la República de Corea

LÓDZ, Polonia.- Ucrania es la nueva campeona del Mundo Sub-20 luego de vencer en la final por 3-1 a la República de Corea, quien se adelantó en el marcador merced a un tanto de penal de Kang-In Lee. Pero los europeos, con calma y paciencia, le dieron la vuelta al marcador gracias al doblete de Supriaha, quien hoy ha pasado a la historia de Ucrania, y al tanto final de Tsitaishvili.

Sin tiempo para que ambas selecciones se estudiasen en los primeros minutos, el colegiado acudió al VAR tras una jugada dudosa en el minuto 2 y señaló penal a favor de la República de Corea. El contacto existió sobre la línea del área y el árbitro decidió dar la oportunidad a los asiáticos para que inaugurasen el marcador de la gran final. 

Y así fue. Kang-In Lee, una de las figuras surcoreanas del Mundial Sub-20, fue quien agarró la responsabilidad y no defraudó. Engañó a Lunin y anotó el 0-1 en el minuto 3. 

El gol no supuso una losa demasiado pesada para Ucrania, quien poco a poco fue haciéndose con el control del juego. En el minuto 11 Buletsa probó fortuna con una falta lejana que despejó a córner Gwang-Yeon; y el mismo extremo ucraniano fue quien intentó empatar con otro chut lejano que se fue muy arriba. 

Los europeos poco a poco iban arrinconando a la República de Corea en su campo y pronto llegó ese empate tan deseado. En una jugada de mala fortuna para los asiáticos, el balón le cayó al delantero Supriaha, quien se giró rápidamente y conectó un puntazo efectivo para marcar el 1-1. 

El equipo que vestía de azul estaba haciendo méritos, aunque sin ocasiones demasiado claras, para anotar, y así fue. La defensa de 5 de Corea del Sur impedía que Ucrania dispusiese de muchas oportunidades, pero el juego era para los europeos. 

Al descanso se llegó con el empate a uno, pero con la inercia positiva de haber ido por detrás en el marcador y haber empatado, Ucrania volvió a demostrar su superioridad en la reanudación. 

Corría apenas el minuto 52 cuando Supriaha se vistió de héroe y anotó el 2-1, su doblete en la gran final. Konoplia intentó internarse en el área entre dos rivales, pero un defensor metió el pie y, de forma involuntaria, le entregó un pase perfecto al delantero ucraniano. Y Supriaha, solo en el área, no perdonó ante el arquero asiático. 

La remontada sí trajo consecuencias en el choque y la República de Corea demostrño un nivel de determinación nunca visto hasta el momento. Los asiáticos dieron un paso al frente y gozaron de dos ocasiones buenas para empatar, ambas tras dos cabezazos. 

El primero, de Won-Sang Eom se marchó alto; mientras que el segundo, de Lee Jae-Ik, fue repelido con una atajada espectacular por Lunin, el arquero que pertenece al Real Madrid. 

Pero Ucrania tampoco le perdía la cara al duelo y solo dos minutos después de la ocasión del rival, dispuso de una clara para tomar más ventaja en el electrónico. Buletsa condujo el esférico, recortó hacia adentro para engañar a la defensa y conectó un derechazo que fue atajado por el guardameta surcoreano. 

En el tramo final, la República de Corea arrinconó a Ucrania en su área, pero pese a los muchos centros al área de los que dispuso, entre Lunin y la defensa europea repelieron cualquier intento de que el marcador cambiara de signo. 

De hecho, en un error en la salida de balón surcoreana, Tsitaishvili se vistió de Messi para realizar una jugada de pura magia. El extremo ucraniano activó el turbo y, tras una gran jugada individual, anotó el definitivo 3-1 tras un duro zurdazo al que no pudo llegar el meta rival.

Tags: 

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!