Jugada peligrosa en el área italiana y el árbitro cobra penal. ¡Más de tres minutos para descartar la falta gracias al VAR!