El técnico mexicano admite que su equipo ha demostrado madurez mental y que está contento y orgulloso de sus jugadores.