Francisco Ginella recibe un balón en el área y dispara  un tremendo derechazo que es el segundo gol de Uruguay ante Noruega.