Isabella Coombes le da la ilusión a Nueva Zelanda de empatar el partido ante Estados Unidos con una definición exquisita.