Uruguay busca romper la maldición del anfitrión; Japón quiere el doblete y México superar su quinto lugar en 2016.