Después de empatar ante Brasil, las niponas han pisado el acelerador y se han deshecho sin problemas de las africanas por 6-0.