Las suecas sellaron su boleto a la siguiente fase con un cómodo triunfo ante unas tailandesas que ahora necesitan ahora un milagro.