Las jugadoras de Nigeria protestan la falta de pago de bonos prometidos y por esa razón no abandonan el hotel de concentración.