La directora técnica de Estados Unidos no pudo ocultar su emoción tras ganar el título mundial y señalar la calidad de todas sus jugadoras.