En el último minuto del segundo tiempo, Fisher evita el gol tras un cabezazo en la línea.