La delantera escocesa marca el primer gol en la historia para su país en una Copa Mundial Femenina de la FIFA.