España dio la vuelta al partido después de que el VAR intercediera y les otorgara un segundo penal.