Prácticamente todo el estadio se puso en pie para despedir a la que para muchos ha sido la mejor jugadora del Mundial.