La arquera revelación del momento en el Mundial Femenino, Sydney Schneider, detuvo el primer lanzamiento, pero tras la repetición Italia marcó.