La extremo noruega del Fútbol Club Barcelona, Caroline Graham Hansen, no falló desde la pena máxima.