De todo tipo y para todos los gustos, las brasileñas se dieron gusto con los túneles ante Australia