Argentina e Inglaterra nunca tuvieron la mejor relación en el terreno de juego. Las futbolistas se dieron con todo.