Horarios

La mayor polémica del Mundial se dio en el Inglaterra-Camerún donde la sabia dirección de la árbitra china fue quizás lo mejor del partido.