Horarios

Nadine Angerer, garantía en la portería alemana

MONTREAL, Canadá.- “Bueno, tenemos a Nadine”. Y ese pensamiento llenó de optimismo y esperanza a la seleccionadora Silvia Neid. La misma idea dio seguridad a las cinco alemanas que se presentaron voluntarias para lanzar los penales contra Francia. El alivio de saber que después le tocaba a Nadine ponerse bajo palos era palpable. “Todas sabemos lo que es capaz de hacer. Te da un extra de confianza”, corroboraba a FIFA.com una de las tiradoras, Dzsenifer Marozsan.
 
La fe inquebrantable en Nadine Angerer está más que justificada. Hagamos balance.
 
 
Final de la Copa Mundial Femenina de la FIFA China 2007. Alemania gana 1-0 pero le pitan un penal en contra. Nadine para el lanzamiento de Marta y mantiene a su equipo en el camino a su coronación.
 
Final de la Eurocopa 2013. 0-0 ante Noruega y Trine Rønning en el punto de penal. No puede con Nadine. Se adelanta Alemania pero las nórdicas tienen la opción del empate desde los once pasos. Esta vez es Solveig Gulbrandsen quien chuta. ¿Adivinan que pasó? Pasó Nadine.
 
El capítulo de Montreal 
Cinco veces campeona de Europa. Campeona del mundo en 2003 sin haber jugado ni un minuto, y en 2007 como titular en todos los partidos, sin haber encajado ningún gol. Son solo unos apuntes. El palmarés de Angerer es, simplemente, impresionante.
 
Estados Unidos vs. Alemania este martes 30 de junio por NBC UNIVERSO, nbcdeportes.com y la aplicación EN VIVO EXTRA. 
 
 
Añadimos un nuevo hito a la leyenda de Angerer: “Tú para dos”, le pide esta vez la entradora.“¿Dos nada más? ¡Claro!”, responde la arquera con su habitual ironía. “Y sólo paraste uno”, le recrimina con una amplia sonrisa Neid tras el partido de cuartos de Canadá 2015.
 
“Cuando me pongo en la línea sólo pienso en detener el próximo lanzamiento. No tengo un método. Solo intento esperar lo más posible, elegir bien el lado y lanzarme. No es táctica, es intuición”, explicaba la capitana alemana. “Michael Fuchs (ndlr: entrenador de porteras) se estudia muy bien a los rivales y me da consejos. Me dice cuál es la tendencia de cada jugadora. Pero bueno, si luego hago lo que me dice… eso ya es otra historia…”, remata con su habitual tono vacilón.
 
Intuición y mucho entrenamiento. Lo explicaba la seleccionadora. “Practicamos todo el año los tiros de penal, en todos los entrenamientos. Es una rutina integrada, no lo hacemos sólo cuando llegan estas etapas. Por eso, las jugadoras se siente cómodas cuando llega ese momento. Luego de cada sesión se lanzan penales entre ellas. Es una forma de ayudarlas a concentrarse”.
 
“Tras detener el penal me sentí completamente vacía, feliz. Fue un partido muy intenso y tuvimos un subidón de adrenalina tras ese penal”, reconocía Angerer. Su seleccionadora sintió una doble ración de alivio. Por haber asegurado el pase a semifinales después de un partido en el que ella misma reconoció que se vieron superadas por su rival en todos los aspectos. Y por no tener que buscar a otra lanzadora.
 
“Pedí voluntarias y reunimos a cuatro. Me faltaba una y le preguntamos a Jenny (Marozsan). Se había torcido el tobillo y estaba dolorida, pero aceptó inmediatamente. Según pasaban los penales yo pensaba ‘Oh Dios Mío’ porque es muy difícil en esas situaciones tener que pedir a alguien más tirar el decisivo”, explicaba Neid.
 
Angerer acudió al rescate justo a tiempo. Vio nerviosa a Claire Lavogez, se lanzó como un gato a la izquierda y repelió con la rodilla para agrandar su leyenda. El abrazo de Silvia casi la deja sin respiración.
 
La portera del Portland Thors ya ha anunciado que dejará la selección alemana al terminar Canadá 2015. Y tras esta nueva aportación para enderezar el rumbo de la nave germana que zozobraba en aguas canadienses ante la armada francesa, ya ha dejado bien claro que aspira a cerrar su carrera internacional con un broche de oro.

Tags: 

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!