Lara Dickenmann. Foto: AP

Lara Dickenmann: Suiza Femenina

LARA DICKENMANN
 
En su página web, Lara Dickenmann tenía muy claro qué superpoder le gustaría tener: "Ser capaz de viajar en el tiempo". De conseguirlo, quizá se desplazaría al futuro para comprobar si Suiza consiguió clasificarse para la Copa Mundial Femenina de la FIFA Canadá 2015™.
 
Ahora mismo, a la jugadora no le hace falta asomarse al futuro, porque su selección clasificó por primera vez en su historia para dicha fase final. Suiza hizo una gran campaña en el Grupo 3. Para Dickenmann, el excelente momento de forma por el que atraviesa el combinado nacional tiene una explicación evidente. 
 
"Contamos con una muy buena seleccionadora y un excelente equipo técnico. La seleccionadora anterior también era buena, pero la actual tiene además experiencia internacional, amplios conocimientos futbolísticos y mentalidad alemana. Martina Voss-Tecklenburg puede aportarnos mucho", declaró en una entrevista exclusiva con FIFA.com. 
 
"A eso hay que añadir que, desde 2004, disfrutamos de un centro de formación en Huttwil. Hay muchas jugadoras que pasaron por él y ahora juegan en la selección. También tenemos muchas que se fueron muy pronto al extranjero, y juegan y se entrenan a diario en la máxima categoría".
 
Dickenmann es una de las que, siendo aún muy joven, se lanzó a la aventura extranjera. En verano de 2006 se trasladó a Estados Unidos para jugar con el New Jersey Wildcats y, posteriormente, el Jersey Sky Blue y el Ohio State Buckeyes. Desde octubre de 2008, colecciona títulos con el Olympique de Lyon. Cinco ligas francesas, dos Copas y dos Ligas de Campeones son un palmarés más que elocuente.
 
Alma de líder cultivada en Lyon 
Dickenmann describe así su papel dentro del equipo francés: "En Lyon he acumulado una enorme experiencia futbolística. Ganar títulos importantes como la Liga de Campeones te sirve para ganar un plus de confianza en ti misma. El camino que conduce a un título así es muy especial, es todo un aprendizaje. Ahora me gustaría transmitir esa experiencia a la selección suiza”. 
 
"En el equipo somos tres o cuatro las jugadoras que automáticamente tomamos las riendas. Antes no me resultaba tan fácil. Hoy tengo mucho más claro lo que puedo decir y cómo tengo que reaccionar en determinadas situaciones. La jerarquía dentro de la selección está muy clara. Asumo mi papel automáticamente. No tengo que cambiar nada, y eso está muy bien".
 
Para la centrocampista, el hecho de llegar con Suiza hasta la fase final de Canadá es "uno de mis grandes sueños hecho realidad". Dickenmann, con todo, es consciente de que el camino que les queda por recorrer es largo y tortuoso. Aun así, ve a las suyas perfectamente capaces de codearse con la élite del fútbol internacional.
 
"En Suiza, desde luego, existe margen de mejora. Puede que llevemos cinco años de retraso con respecto a Francia. Cuando juega su selección nacional, tienen 15.000 personas en el estadio. No siempre han sido así las cosas, pero ellas han ido clasificándose para los grandes torneos y los resultados las han acompañado. De ese modo han despertado el interés por el fútbol femenino, y eso es muy importante", resume.
 

Tags: 

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!