Los polacos, con un gol de Jan Bednarek, derrotaron a los nipones y se despidieron de Rusia con tres puntos.