En una posición muy fina, el VAR rectifica la decisión del árbitro Ravshan Irmatov y España empata el partido a minutos del final.