En las tribunas celebraron con euforia el penal convertido por Artem Dzyuba para empatarle a España 1-1 en el primera mitad.